Reseña: "Si el amor te dijo 'no' pregúntale otra vez", de Silvia C. Carpallo

miércoles, 25 de mayo de 2016


Seguimos creyendo que hay amores que son para siempre, pero a veces, justo cuando esa persona nos falla, es cuando descubrimos lo que es amar sin miedo.

Alejandra, Helena e Irene son madre, tía y sobrina, y cada una vive el amor y el sexo a su manera, que no es la misma a los 20, que a los 30 o a los 40. ¿O sí? Porque hay sentimientos que no entienden de edades, ni de excesos de equipaje.

Algo inesperado las llevará a pasar un verano juntas en una villa de la isla griega de Santorini. Allí descubrirán el placer de las pequeñas cosas y, sobre todo, la fuerza insospechada de sentir que, si cuentas con el apoyo de tu familia, nunca es tarde para empezar de nuevo, aunque sea en el país de las ruinas.








Estaba teniendo una de esas semanas de m***** cuando, al llegar por fin el viernes, salí a despejarme. Mi destino lo tenía claro: ir a la librería a ver si tenían la última novela de Silvia C. Carpallo. Nunca había leído a la autora, a pesar de que su anterior novela la tengo pendiente desde que se publicó, pero nunca terminé de animarme. Sin embargo, fue ver Si el amor te dijo «no» pregúntale otra vez entre las novedades de mayo con esa portada tan preciosa y tan evocadora para mí, y ese título que llama tanto la atención, que me la apunté para darle por fin una oportunidad a la autora. La sinopsis también me atrajo, claro, aunque a mí la novela erótica no me entusiasma precisamente. Sin embargo, el día anterior había leído la reseña que Patricia (La Narradora) había hecho en su blog, y como tenemos gustos parecidos y explicaba que la novela se centraba también mucho en la familia y la amistad, me convenció del todo, por eso decidí darme este caprichito después de una semana tan asquerosa. La verdad es que no suelo comprar directamente en papel una novela de un autor que me es todavía desconocido, pero con Silvia C. Carpallo me he llevado una muy grata sorpresa.

Las protagonistas de la historia son tres mujeres: Alejandra, Helena e Irene. Son madre, tía y sobrina, respectivamente, y las tres pertenecen a una generación diferente: Alejandra ronda los 40 años, Helena —su hermana— está en la treintena e Irene tiene 20. Con capítulos alternos en primera persona, conoceremos de primera mano cómo se sienten con respecto al amor, al sexo y a la vida, qué les preocupa y a qué se enfrentan. Dejad que os hable un poquito más en profundidad de cada una de ellas.

Alejandra lleva más de 20 años con Rafael y ya poco queda de la pareja que fueron cuando empezaron. La pasión se ha evaporado, a él solo le interesa su trabajo y le dedica poco tiempo —por no decir nada— a su familia o a su mujer. Al ser madre muy joven y al gozar de una posición bastante acomodada, Alejandra no trabaja desde hace años y se ha centrado en su familia, pero ahora que su hija ya es independiente siente que se ahoga en casa, se aburre, no se siente realizada. Una noche quedan para cenar con unos amigos y encuentra comprensión en Rocío, quien un tiempo atrás se sentía como ella, y la anima a probar a vender cosméticos, cosa que a ella le dio la vida. Así es como conocerá a Daniel, un representante de ventas algo menor que ella por el que siente una gran atracción. Con él se desatará la pasión que creía largo tiempo dormida.

Helena, la «hija descarriada», se marchó a Santorini siete años atrás para ayudar a su tía con la villa que tenía en la isla. Desde que esta falleció se hace cargo de ella junto con Melina, Dimitrios y Ioannis, una familia de las que se elige y que son su apoyo en el día a día. En todos esos años solo ha tenido rollos más o menos estables, y es que ha sido incapaz de volver a entregar su corazón.

Por último tenemos a Irene, hija de Alejandra y sobrina de Helena. Siempre había sido una alumna excelente y acabó estudiando ADE en la universidad, más por obligación que por vocación, cosa que no le comporta mucha felicidad. Ella ama el arte y no encaja en ese ambiente, y es que es muy tímida, le gusta pasar desapercibida y apenas tiene amigos. Con los chicos tampoco ha tenido mucha experiencia, hasta que aparece Sergio, con quien no duda en dejarse llevar y quien le destroza el corazón sin miramientos.


A lo largo de la primera parte de la novela conoceremos sobre todo a Alejandra y a Irene; ambas nos harán partícipes de sus miedos, sus preocupaciones, sus anhelos... y seremos testigos de cómo todo se viene abajo y ambas tocan fondo. Es entonces cuando deciden romper con todo durante un tiempo y se marchan a Santorini, a la villa que regenta Helena, para poner sus pensamientos en orden. Las tres juntas, todas ellas perdidas, pasarán un verano en la isla de las Cícladas y volverán a encontrarse a sí mismas a base de arriesgarse, vivir, perdonar, amar; volverán a encontrar la felicidad.

Decir que la novela me ha encantado es quedarme corta. No ha sido para nada lo que me esperaba, sino que ha sido mucho mejor. Siempre que leo la sinopsis me hago mis ideas, pienso en cómo creo que va a ser la trama, pero ha llegado a sorprenderme. Por algún motivo pensaba que iba a ser una novela bastante más ligera (madre, tía y sobrina en Santorini: a mí me sonaba a un verano perfecto), pero es muy reflexiva y en cierto modo profunda. Silvia C. Carpallo retrata a tres mujeres muy diferentes entre sí con problemas reales, cotidianos, y muchas mujeres podrían sentirse identificadas con alguna de las protagonistas según sus circunstancias.

Quizá lo que más me tiraba para atrás era que se tratara de una novela erótica, que como ya os he comentado al principio no me van mucho. Sin embargo, contiene la dosis necesaria de erotismo y sensualidad para hacer de esta una novela de este género pero sin rayar en lo excesivo, y las escenas de sexo me han parecido naturales, en absoluto de mal gusto como en algunas otras novelas, todo ello debido a la delicada escritura de la autora.

No puedo terminar la reseña sin mencionar SANTORINI. Me ha parecido un escenario de primera; si os soy sincera para mí le ha hecho subir puntos a la novela, fue uno de los motivos por los que me llamó la atención cuando la vi entre las novedades de este mes. Las descripciones son fantásticas, tan detalladas que es inevitable teletransportarse hasta allí y ver la puesta de sol desde las ruinas de la fortaleza veneciana en Oia, recorrer las calles de Fira, recordar la arena negra de Perissa o la Playa Roja. Es curioso cómo una novela puede despertar sentimientos y sensaciones en nosotros, incluso independientemente de la historia, y es que tanto los dos días escasos que me ha durado el libro como los días posteriores he estado de lo más nostálgica. Me ha resultado imposible no recordar el viaje que hice a Grecia hace cinco años, un viaje que, aunque fue muy un tanto desastroso, no puedo evitar recordar con mucho cariño y una sonrisa de pura felicidad en la cara. Mientras leía a Silvia C. Carpallo era capaz de visualizar con total nitidez los paisajes y los lugares en los que se encontraban las protagonistas, pero irremediablemente saltaban en mi mente mis propios recuerdos y así me he pasado la mitad de la novela, recordando anécdotas del viaje de final de carrera que hice con mis amigos, con el sirtaki como hilo musical incluido. Tanta nostalgia sentí que casualmente el viernes pasado hubo quedada con mis amigos de la universidad aprovechando que una de ellas —que vive en Irlanda— estaba aquí de visita, y fuimos a cenar a un conocido restaurante griego de Barcelona. Como no podía ser de otro modo, acabamos saliendo a bailar el sirtaki, dándolo todo 8-) (Que levante la mano quien haya salido a bailar el sirtaki alguna vez en el Dionisos del Born =D).

Y con esta pequeña reflexión/anécdota concluyo esta reseña. Si os apetece leer una novela sobre nuevas oportunidades, sobre cómo volver a levantarse cuando todo lo que te rodea se ha venido abajo, sobre cómo salir adelante y no rendirse ante el amor en ninguna de sus formas, y además increíblemente bien escrita y bien ambientada, Si el amor te dijo «no» pregúntale otra vez es vuestra novela. Para mí Silvia C. Carpallo ha sido todo un descubrimiento, y os aseguro de que en cuanto pueda me lanzaré a leer su primera novela, de la que ya he leído muy buenas opiniones. ¿Qué me decís? ¿Os apetece pasar el verano en Santorini con Alejandra, Helena e Irene? =)


17 comentarios:

  1. ¡Hola! ^^
    No me sonaba esta autora, pero la verdad es que el título me encanta. Como frase no tiene desperdicio, y la portada es de lo más llamativa. Siempre voy con dudas cuando leo a un autor/a que no conocía por primera vez, pero después de leer tu opinión, tendré muy en cuenta este libro :)

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Carol!
    Deseando estaba de leer esta reseña, porque leí su novela anterior y también la reseña de Patricia y era el último empujón que necesitaba para darle cierta prioridad en mi lista de lecturas.
    Me gusta que nos hayas contado un poco de cada protagonista y coincido contigo en que teniendo escenas eróticas, es una escritora capaz de darle una naturalidad y un desarrollo en su justa medida para no pasar el límite (tampoco me fascina el género). En Decirte adiós con un te quiero también dejaba ver ese trasfondo íntimo y reflexivo que le da un plus.
    Gracias por esta reseña tan completa y bonita. Dejaré que Silvia me lleve a conocer Santorini.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. No me importaría leerlo, tiene pinta de ser ideal para el verano ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola Carol,
    Pues la verdad es que a mí también me tira para atrás la novela erótica. Pero me fío de tu criterio y, si dices que hay la justa y que las narra con naturalidad, puede que me lo piense porque el resto de la trama tiene muy buena pinta.
    Muchas gracias por la reseña.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa! Me alegro muchísimo que te haya gustado y me alegra también que mi reseña haya sido un granito de arena para decidirte a leerlo, siempre me emocionan cuando me dices estas cosas. La historia es preciosa y como bien dices cualquier mujer puede identificarse con alguna de ellas. La segunda mitad del libro, la que sucede en Santorini, es la mejor, como a ti los recuerdos personales fluían con la trama del libro y eso hizo que se convirtiera en una historia especial.
    Un besito guapa!
    PD. Yo también he bailado y roto platos con el sirtaki :D tanto en Grecia como en el Dionisos del Born jeje

    ResponderEliminar
  6. Hola, este libro tiene una portada preciosa ^^ y por lo que cuentas puede ser entretenido y perfecto para el veranito, asi que apuntado!

    besos

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    Me alegra que te haya gustado tanto ^^ Es la primera reseña que leo de esta novela y no puede ser más positiva *-* Si ya de por sí me llamaba este libro por su portada (admito que, en este aspecto, soy bastante superficial y me fijo mucho en las portadas bonitas), leer tu opinión ha hecho que mis ganas por leerla aumentaran pero vamos...un 100% si cabe XD Así que apuntada queda ^^ No sé cuándo podré leerla pero espero que pronto :)

    Gracias por la reseña. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola Carol, yo sí conocía a Silvia. Leí su anterior libro y lo tengo guardadito, además con una tacita a juego rosa que gané en un concurso.
    Silvia sobre erotismo sabe mucho y eso se transmite en sus letras.
    Estoy deseando ponerme con este, me alegro que la hayas descubierto como escritora y te haya gustado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Hola Carol, pues la verdad es que me has convencido con esta reseña tan apasionada. Me lo apunto. Muchas gracias por la recomendación.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Tengo el otro libro de la autora porque me tocó en un concurso el diciembre pasado y todavía no me he animado. Y eso que es bien cortito. A ver si este verano me pongo... muchas cosas quiero hacer yo este verano xD

    PD. Yo también soy una enamorada de Grecia (creo que ya lo comenté en el blog una vez), pero no he tenido la oportunidad de viajar allí.

    Me apunta esta novela que ya sabes que el 99% de las veces coincidimos ;)

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Me gusta mucho lo que nos cuentas de este libro, sobre todo su ambientación tan lograda. Me lo apunto para este verano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Este lo dejo pasar. No me acaba de convencer. Un beso ,)

    ResponderEliminar
  13. hola,
    pues despues de leer tu reseña me lo voy a apuntar porque me han entrado ganas de leerlo. Ya te contare

    besotes

    ResponderEliminar
  14. Hola Carol!!
    Qué reseña tan bonita!! El otro libro de la autora me llamó la atención pero no me lo he leído y cuando Patricia hizo la reseña en su blog me gustó la historia y ahora tú por todo lo que cuentas, de esas mujeres, con las que te puedes identificar, me apetece conocer sus vidas y sobretodo ese lugar de ensueño como es Grecia, yo no he estado pero me encantaría conocerlo ;)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  15. Santorini es uno de esos lugares que ejerce una atracción irresistible para mi. Aún no se me ha dado la oportunidad, pero iré algún día. Así que será una lectura ideal para ir abriendo apetito jeje. Besos.

    ResponderEliminar
  16. La verdad es que no me importaría viajar hasta Santorini este verano! No la descarto ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    La portada de este libro es preciosa ♥ además que evoca un lugar bastante calido y la premisa se ve realmente interesante, me gusta todo el asunto de segundas oportunidades y de ponerle el pecho a la vida para continuar con nuestro camino.
    Gracias por la reseña.
    Besos

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS