Reseña: "Mi isla", de Elísabet Benavent

9 de junio de 2016






Maggie vive en una isla y regenta una casa de huéspedes...
Maggie tiene un huerto y casi siempre va descalza...
Maggie no quiere recordar por qué está allí;
duele demasiado...
Maggie ha renunciado al amor
y es complicado explicar los motivos...

hasta que conoce a Alejandro...
y la calma da paso a una tormenta de sensaciones...
y a la posibilidad de que tal vez
sí se puede empezar de nuevo.







Siempre espero las novelas de Elísabet Benavent con muchísimas ganas, y cuando terminé la bilogía Horizonte Martina suponía que tendríamos que esperar al menos un año para leer otra de sus historias, pero en esta ocasión Beta nos tenía una sorpresa preparada y este año hemos tenido ración doble. Después de trabajar en la historia de Maggie y Alejandro durante cinco años y tenerla bien guardadita en su ordenador, Elísabet se tiró a la piscina y decidió compartirla con tod@s nosotr@s. Imaginaos el día 2 de junio, trabajando en casa y diciéndome: «Venga, Carolina, que si acabas a buena hora lo que tienes que hacer vas y te compras el libro». Pocas veces he trabajado tan deprisa en mi vida. Nada más llegar a casa lo abrí con la intención de leer solo un par de capítulos y dejarlo para seguir con la que era mi actual lectura porque quería tomármelo con calma, pero... no pude. Con solamente unas páginas, Maggie y Alejandro me habían atrapado y no pude dejar de leer hasta llegar al final.

Hace dos años que Maggie tocó fondo y decidió refugiarse en una isla del Mediterráneo para protegerse y reconstruirse. Su pasado es turbio y oscuro, pero desde entonces intenta vivir tranquila y en calma, lejos de todo aquello que le hizo daño e intentando no pensar demasiado en ello. Allí regenta una hospedería, y aunque la vida que lleva nada tiene que ver con la que llevaba en Madrid, se siente satisfecha. Con ropa sencilla y casi siempre descalza, Maggie es feliz cocinando, trabajando en su huerto y disfrutando del mar, con la única compañía de los huéspedes que van y vienen y de la señora Mercedes, una ancianita adorable con la que comparte tardes de costura, dulces y confidencias. Un buen día aparece Alejandro, que, sobrepasado por la vida que lleva en Nueva York, decide tomarse un respiro. El destino lo lleva hasta la hospedería de Maggie, donde con su billetero de Prada y su billete de 500 euros por delante reserva una habitación durante dos semanas para poner sus pensamientos en orden. Alejandro es capaz de ver el interior de Maggie sin apenas conocerla, y sin dificultad consigue vislumbrar que ella llegó a la isla por el mismo motivo que él: porque huía de algo. Pero ¿de qué? A lo largo de esas dos semanas de discusiones, risas, momentos de lo más sensuales y confesiones, ambos encontrarán algo que ninguno andaba buscando: al amor de su vida.


A diferencia de otras novelas de Elísabet, esta cubre un amplio periodo temporal. Quizá penséis que lo que acabo de contar es un pedazo de spoiler, pero no es más que el principio de la historia. Mi isla se compone de cinco partes muy distintas entre sí, en las que se analizan las distintas etapas por las que pasa la pareja, unas más bonitas y dulces que otras. Es por ello que al mismo tiempo nos encontramos ante una historia bonita, sensual y repleta de ilusión, en la que Maggie poco a poco logra salir del cascarón y construye algo que merece la pena con Alejandro, pero también intensa, de autodestrucción, de vivir al límite, de caer y volver a levantarse. Si habéis leído las demás novelas de Beta ya sabréis que sus personajes no lo tendrán nada fácil, y en esta no iba a ser menos. En este aspecto me ha parecido bastante previsible cuál iba a ser el conflicto desde que descubrimos el pasado de Maggie y por qué tocó fondo, pero no por ello dejé de disfrutarla. La esencia de Beta seguía ahí, y así como es capaz de hacerte sonreír como una boba con los momentos bonitos también es capaz de hacer que quieras tirarte de los pelos, de tocarte el corazón y de hacerte derramar más de una lágrima.

En Mi isla sus protagonistas sufren una gran transformación. Poco tienen que ver Maggie y Alejandro al final con los personajes que conocemos al inicio de la historia. Maggie, tan tranquila y en calma en su isla, tan feliz con su vida sencilla, entrará en una espiral de autodestrucción, egoísmo y obsesión, de vivir al límite, sin importarle nada ni nadie, mientras que Alejandro, tan tierno, tan enamorado y tan paciente, llegará a un extremo en que ni él mismo se reconoce y llega a hacer cosas de las que no se siente en absoluto orgulloso. Así como me esperaba esa transformación por parte de Maggie, la de él no me la esperaba para nada. Ese ha sido uno de mis grandes «peros». ¿Realmente era necesario que se hicieran tanto daño a propósito hasta destruir lo poco bueno que quedaba?

Como os comentaba al principio, Elísabet llevaba trabajando en esta novela cinco años. Seguramente por ello me ha parecido una mezcla de la Beta del principio —especialmente en la primera parte de la novela— con la Beta de hoy día, con todas esas reflexiones y esa manera brillante de narrar, con ese dramatismo. ¿Soy la única a la que Alejandro le hacía pensar a veces en Víctor? Yo en mi mente volvía a ver a Andrés Velencoso...

Empieza ya a ser habitual encontrar en sus novelas guiños a sus historias anteriores, y en esta ocasión no iba a ser menos. La saga Valeria, la trilogía «Mi elección» y la bilogía de Martina hacen su pequeño cameo en Mi isla, pero debo confesar que el que más ilusión me ha hecho es el de Hugo y Nico, quizá el más sutil de todos ;)

Cuando comencé la novela iba sin expectativas, y con Elísabet casi que prefiero que sea así, porque por mucho que sepamos cómo empezará la historia tras leer la sinopsis nunca sabemos las sorpresas que nos tiene preparadas en su interior. Sin embargo, lo que sí sabía es que me iba a hacer sufrir, quizá porque desde la bilogía de Silvia sufro con todas sus historias. Aunque la novela me ha gustado, si me preguntáis mi opinión os diré: «Sí, me ha gustado pero tengo un par de "peros"». Uno de ellos es el que os comentaba antes, y otra de mis grandes pegas ha sido el final, que me ha sabido a poco, demasiado corto después de tanto sufrimiento y como muy repentino. Sin embargo, como os he dicho la esencia de Beta está muy presente a lo largo de toda la novela, y prefiero quedarme con lo que me ha transmitido, con esos momentos dulces y con su isla, a la que me ha encantado viajar mentalmente por unos días ♥ Si aún no la habéis leído, ¿qué me decís? ¿Os apetece pasar unos días de lo más intensos con Alejandro y Maggie a caballo entre su pequeña hospedería, Nueva York, Madrid y Barcelona?


OTROS LIBROS DE ELÍSABET BENAVENT


17 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Pues lo tengo esperando en mi estantería y aunque no he leído nunca nada de la autora, me han hablando genial de ella asi que tengo ganas de probarla. Pronto caerá.

    La lástima es que no haber leído sus anteriores libros no voy a entender esos guiños a ellos qwue hay escondidos por el libro. Es un detalle que me encanta en los libros y es una lástima perdérmelos.

    Gracias por la reseña.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Pues le tengo muchas ganas a la autora y, aunque hay otros libros suyos que me llaman más la atención, el que reseñas hoy no pinta nada mal y creo que, por lo que dices de el, me gustaría bastante por lo que no descarto animarme y darle una oportunidad en un futuro cercano, a ver que tal está.
    un besote enorme!

    ResponderEliminar
  3. Hola Carol,
    Todavía no me he estrenado con Elísabet Benavent y la verdad es que no sé cuando será su turno. Pero si algún día decido ponerme con ella, creo que escogeré esta novela antes que las demás sagas. Eso de estar en una isla a cargo de una casa de huéspedes con un personaje tan sencillo me ha llamado la atención. Gracias por la reseña.
    Besos ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Qué pena que el final sea flojo :/
    Me pasa como a ti, que no me gusta ir con expectativas aunque esta mujer siempre sorprende. Tengo muchas ganas de leer este libro :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. He leído hoy justo una reseña en la que comentaban el sabor agridulce y el toque distinto de Beta.
    Tengo curiosidad por leer este libro pero también los demás.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, a mí la pluma de esta autora me gusta bastante, es sencilla pero bonita. Ahora estoy con la saga de Sílvia, pero tal como explicas esta seguro que cae a continuación. Gracias por la reseña.
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! No me importaría leerlo aunque eso del final no me convence mucho.
    Gracias por tu reseña.
    Un beso y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. hola,
    paso por encima por la reseña porque quiero este libro jejjeje y pienso leerlo en breve

    besitos

    ResponderEliminar
  9. Me paso de puntitas que espero poder iniciar el libro pronto que todo mundo me anda picando y alguien ya me dijo que es intenso y no sabe que estoy esperando
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado la reseña, Carol. Lo has contado todo tan bien que dan ganas de leer la novela... Yo sigo con mi sensación extraña en el cuerpo después de haber terminado la historia de Maggie. Dentro de un tiempo me gustaría hacer una relectura, para ver si me aporta otro tipo de sensaciones y quitarme este regustillo raro.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
  11. Hola!!

    Pues creo que soy de las pocas de por aquí que todavía no ha leído nada de esta autora.
    La tengo pendiente, aunque ya pensaré con cuál empiezo, porque con la cantidad que tiene va a ser complicado decidirse.
    A ver si para antes de final de año me he leído algo

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. He leído todos sus libros, así que caerá seguro. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Carol!
    Me lo compré a principios de la semana pasada y tengo muchas ganas de ponerme con él, además siento curiosidad por ser testimonio de primera mano de las diferencias respecto a las otras novelas de la autora. He leído opiniones de todo tipo, quiero ver si a mi también me surge algún q otro "pero" o por el contrario me enamoro de la historia. Espero poder empezarlo pronto ^^ Gracias por tu reseña, guapa, me ha gustado tanto como siempre. Da gusto leerte.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Desde luego este es el libro del momento. En 5 minutos he visto 4 reseñas de este libro, pero es lo que tiene Elisabet, que en cuanto saca libro, nos tiramos de cabeza a por él. Este me ha gustado mucho, el único pero ha sido el final. La actitud de Alejandro al final me ha sorprendido muchísimo. Me ha hecho odiarlo en más de una ocasión, pero aun así creo que ha sido un buen giro a la historia, porque desde luego que no me lo esperaba para nada. Pero como he dicho el final se me ha quedado pobre, vacío. Me esperaba más historia.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola! Un libro nuevo de Elísabet siempre es una agradable sorpresa ;)
    He leído la reseña por encima porque es mi actual lectura, espero disfrutarlo tanto como tu.

    Un beso^^

    ResponderEliminar
  16. Me paso pero en diagonal por tu reseña¡¡¡¡me lo regalaron en mi cumpleaños!! y como mismo me pasa Con autoras con Noelia Amarillo y Ángeles Ibirika, aunque no digas nada que haga spoilear el libro, quiero ir en blanco con esta autora...y con este libro :)

    Besitoss

    ResponderEliminar
  17. Hola! Lo tengo pendiente por ese motivo no he leído la reseña pero por la nota veo que te ha gustado, ya te contaré cuando lo lea. Un beso

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS