¡CERRADO POR VACACIONES!

29 de julio de 2016


Ojalá pudiera decir que hoy, con eso del cambio de mes, ya cojo vacaciones, pero no ^^' Aún me toca esperar una semanita (¡y la espera se me está haciendo eterna!). Sin embargo, últimamente me lo estoy tomando con mucha calma, estoy trabajando como una campeona y no hay mucho movimiento por aquí, así que he decidido darle un pequeño descanso al blog. Eso sí, aprovecharé los próximos días para intentar ponerlo un poco más bonito y ya tengo algunas entradas preparadas para mi vuelta en septiembre :) Y luego, ¡por fin!, me voy tres semanas a hacer una ruta por Europa, que creo que este año nos lo hemos ganado ♥ Espero que disfrutéis de vuestro verano (¿qué os depara a vosotr@s?), ojalá que también de unas merecidas vacaciones, y volvemos a vernos en septiembre con muchas más ganas que ahora, si es que eso es posible :)

¡Mua!
Nos leemos a la vuelta ♥

UN VERANO EN LA PROVENZA (OLIVIA ARDEY)

22 de julio de 2016


La vida de Monique se derrumba el día que cae en las trampas de su profesión. Pocas semanas después de recibir el premio más prestigioso de la Asociación de Periodistas de Francia, la prensa rosa publica unas fotografías suyas en actitud comprometida. Incapaz de enfrentarse al acoso mediático, abandona París para refugiarse en la Provenza. Allí revivirá sus días de adolescente tímida, siempre a la sombra de su prima Giselle, se reencontrará con Paul, el hombre que le dio su primer beso y descubrirá el origen secreto de la tía que las acogía durante aquellos veranos de infancia. Pero su tía le había reservado otro regalo: la llave de un secreter que alberga un diario que le revelará la historia de una joven cuyo único pecado fue amar a un soldado alemán durante la ocupación de París. A medida que se adentre en sus páginas, Monique sentirá cómo renacen sus sentimientos hacia Paul. Pero él ya no es el joven divertido, despreocupado y apasionado de la natación que le hizo descubrir el amor; el tiempo y los desengaños han marcado a fuego su carácter. Sin embargo, el destino tiene prevista una sorpresa para ellos. Algo que ambos ignoran los unirá, de algún modo, para siempre.



Olivia Ardey es una autora que me gusta muchísimo, a pesar de haber leído poquitas novelas suyas (esta es la tercera). Por eso, cuando me enteré de que en junio publicaba Un verano en la Provenza señalé bien señalada la fecha en el calendario. Además, me diréis que la portada no es preciosa y no entra por los ojos... ♥ Si por algo se caracterizan sus novelas es que siempre nos transportan a un destino al que a mí, personalmente, me encantaría ir, y en esta ocasión se ha propuesto hacernos viajar a la Provenza con una historia de amor del presente entremezclada con otra durante la Segunda Guerra Mundial. Con estas premisas, Un verano en la Provenza tenía todos los ingredientes para gustarme, pero me ha dejado una sensación un tanto agridulce porque no era lo que me esperaba, quizá porque mis expectativas estaban demasiado altas... Dejad que os explique.

Cuando Monique recibe el Albert Londres, el premio más prestigioso en el mundo del periodismo de Francia, no cabe en sí de gozo. No hay mayor reconocimiento profesional para un periodista, pero su alegría se ve enturbiada cuando unas semanas después aparecen en la prensa rosa unas fotos suyas en las que aparece desnuda de espaldas. A simple vista es imposible reconocerla, pero tras el acoso de los periodistas al descubrir que es ella decide tomarse un descanso de su intensa vida laboral y marcharse tres meses a casa de su tía Elora, en la Provenza, donde pasó los veranos de su adolescencia. Su estancia allí estará marcada por dos acontecimientos: en primer lugar por el reencuentro con Paul, su amor de juventud, el primer chico que le rompió el corazón con apenas 17 años, y en segundo lugar el hallazgo de un diario de su tía en el que su madre, Marissa, le explicó sus orígenes y que por algún motivo Elora le dejó a Monique.


Y hasta aquí puedo leer, porque todo esto es, a grandes rasgos, lo que pasa hasta poco antes de llegar a la página 100 y hay mucho más que yo ni me esperaba. Eso ha estado bien y ha estado mal; bien porque la sinopsis no es de las que revela toda la trama y ha llegado a sorprenderme porque no imaginaba la dirección que tomaría, y mal porque quizá yo iba con demasiadas expectativas que no se han cumplido :/ No sé, la he disfrutado porque me encanta cómo escribe Olivia, pero me ha sabido a poco, ha sido un «sí pero no». Eso es lo que voy a intentar explicaros ahora...

La historia principal
Tratándose de una novela romántica, es evidente que los protagonistas son Monique y Paul. Ambos tienen un pasado, Paul fue el primer chico que besó a Monique cuando esta era una adolescente, pero al volver a encontrarse el verano siguiente él está más interesado en su prima Giselle, quien siempre le hacía sombra. El problema que he tenido con la pareja protagonista es que no he llegado a conectar ni empatizar demasiado con ellos, y supongo que he tenido la sensación de que se pasaba por su historia de puntillitas, se podría haber profundizado más en ella. Lo que sucedía entre ellos te lo encuentras como muy de repente, no podía evitar pensar: «¿Cómo hemos llegado hasta aquí?». Creo que esto se debe sobre todo a que, además de la historia principal, tenemos otras TRES historias secundarias y a veces es difícil conseguir el equilibrio perfecto...

Las historias secundarias
Como es habitual, Olivia le da mucha importancia a los personajes secundarios, y en esta novela, además de en la historia de Monique y Paul, también se centra en sus mejores amigas: Sandra y Patricia. Me gusta mucho que en una novela los secundarios adquieran relevancia, ojo, pero en este caso creo que eran demasiadas. Si hay una que quiero destacar es la que tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial, que no es otra que la historia de Marissa —la madre de la tía Elora—, quien se enamoró de un soldado alemán durante la ocupación alemana en París durante el Tercer Reich. A estas alturas creo que ya sabréis que me encantan las novelas que toman esa época como contexto histórico, y si encima se combina pasado y presente, más aún. A pesar de que esta historia queda completa y tiene relevancia para la trama de la novela, no lo tiene en el sentido que yo me esperaba, y creo que esa ha sido mi mayor decepción, donde todas mis expectativas se fueron al traste porque esperaba que tuviera más importancia y que profundizara más en ella.


Hasta aquí mis quejas, ya está, ¡lo siento! No sé qué me pasa últimamente que estoy de lo más crítica... Puede que si le dais una oportunidad a la novela a vosotr@s os encante, pero personalmente no ha sido la que más me ha gustado de Olivia. Sin embargo, también quiero señalar que la he disfrutado por lo bien escrita que está, por algunas de las historias secundarias, porque me ha cogido por sorpresa por dónde van los tiros y por ese destino tan bonito al que nos transporta la narración. Por todo eso se lleva mis 3,5 «.


Y ahora contadme, que siento mucha curiosidad...
Si la habéis leído, ¿a vosotr@s también os chirrió lo mismo que a mí o es cosa mía? =S


OTROS LIBROS DE OLIVIA ARDEY

Reseña: "Maldad latente", de Sandra Brown

18 de julio de 2016


La doctora Emory Charbonneau, pediatra y corredora de maratón, desaparece en un sendero montañoso de Carolina del Norte. Su marido, Jeff, enfadado por una pelea reciente, denuncia su desaparición, pero para entonces el rastro de Emory ya se ha borrado. Mientras la policía sospecha que Jeff se ha procurado un «divorcio instantáneo», Emory ha sufrido una inexplicable herida en la cabeza y, cuando recobra el conocimiento, descubre que es prisionera de un hombre con un pasado violento y siniestro que se niega a decirle su nombre. Emory decide que debe escapar de él, asumiendo todos los riesgos necesarios aunque su vida corra peligro. Sin embargo, de forma inesperada, ambos se ven envueltos en un peligroso encontronazo con personas que tienen un código de justicia propio. Lo malo acaba siendo bueno en manos de un hombre que infunde temor, pero también despierta la pasión. 






Para seros sincera, cuando se propuso esta novela como una de las candidatas para la lectura conjunta de este mes en «De viaje literario», no me llamó especialmente la atención, pero por avatares del destino (o porque las chicas tienen muy buen ojo) salió elegida por la gran mayoría. En ningún momento me planteé retirarme, si algo tenía claro al unirme al club era que era una estupenda oportunidad para conocer novelas y autores e incluso probar con géneros que a priori no van mucho conmigo, así que sin dudarlo me apunté. Os puedo decir que a medida que leía Maldad latente estaba muy contenta de no haberme dejado llevar por mis prejuicios, pues resultó ser una lectura perfecta para compartir con mis compañeras y la disfruté de principio a fin.

Emory Charbonneau es pediatra y es muy reconocida tanto por su trabajo como por su labor filantrópica. A pesar de haber heredado una cuantiosa fortuna cuando fallecieron sus padres, se dedica más a los demás que a ella misma, e intenta siempre ayudar a aquellos que lo necesitan. Uno de sus últimos proyectos ha sido organizar un maratón benéfico, en el cual ella misma correrá y hará un donativo al finalizarlo. Para ello debe entrenarse duramente, y si algo es Emory es concienzuda y perseverante. Por eso decide marcharse sola un fin de semana a Carolina del Norte, para entrenarse en condiciones extremas en la montaña y estar a punto para la carrera. Sin embargo, las cosas no salen como esperaba, y Emory sufre una contusión en la cabeza que la deja inconsciente. ¿Ha sido un accidente o, por el contrario, alguien la ha atacado con intención de quitársela de en medio?

Cuando Emory abre los ojos se encuentra en la cabaña de un desconocido y con un terrible dolor de cabeza. Lo primero que piensa es que ese hombre tan parco en palabras la ha secuestrado. ¿Por qué no la llevó al hospital nada más encontrarla y no la deja marcharse? ¿Fue él quien la atacó? ¿Es un depredador sexual? ¿Quiere matarla? El miedo se apodera de Emory, pero, sin posibilidad de comunicarse con el exterior, no le queda más remedio que quedarse en esa cabaña unos días con ese desconocido que se niega a decirle su nombre y del que le resulta imposible no desconfiar. Nuestro desconocido esconde un terrible secreto que lo obliga a vivir oculto y Emory es consciente de ello a pesar de no saber de qué se trata, pero poco a poco, después de varios días juntos en aquella cabaña, la pasión se apoderará de ellos.



Por otro lado tenemos a Jeff, el marido de Emory, con quien las cosas últimamente no van lo que se dice bien. Justo antes de que Emory se marchara a Carolina del Norte para entrenarse ambos tienen una fuerte discusión. Su relación es fría y distante, así que el hecho de que Emory no dé señales de vida durante todo el fin de semana no le extraña a Jeff en absoluto, quien cree que su mujer intenta castigarlo con su silencio. Sin embargo, al no conseguir contactar con ella se desplaza hasta allí y denuncia su desaparición, pero ya es demasiado tarde... Las nevadas han borrado todo rastro de Emory y encontrarla va a resultar una ardua tarea.

No quiero contaros mucho más de la trama porque lo bueno de esta novela es que vayáis descubriendo por vosotr@s mism@s esos detalles que la autora nos va dando a cuentagotas, y si hay algo que Sandra Brown hace con maestría es dosificar la información para dárnosla en el momento preciso y soltarla como si de una bomba se tratara sin perder la agilidad en la narración. Más de un final de capítulo me ha dejado con la boca abierta y he tenido que lanzarme a leer el siguiente, porque la verdad es que hay algunos que terminan de una manera que... =O Reconozco que al principio me costó un poquito entrar en la historia porque apenas tenía tiempo para leerla como es debido, pero, para que os hagáis una idea, en cuanto llegó el fin de semana devoré más de la mitad de la novela de una sentada.

A medida que avanzamos en la trama es imposible no empezar a sospechar de este o aquel, a elucubrar nuestras teorías sobre quién es el desconocido, por qué se esconde, por qué han atacado a Emory y quién ha sido... Sandra Brown consigue que nos metamos de lleno en la historia y que algunos personajes no nos hagan ni pizca de gracia, mientras que por otros, sin saber por qué, sintamos cierta simpatía. Me han gustado mucho los policías que investigan la desaparición de Emory, que haciendo de poli bueno y poli malo que no se enteran de nada en realidad van siempre un paso por delante y no se dejan engañar con facilidad.

Compartir esta lectura con mis compañeras de «De viaje literario» ha sido una experiencia genial. La historia es tan adictiva que tenía que obligarme a parar para comentar con ellas mis impresiones y teorías, para comprobar que algunas pensábamos lo mismo o plantearme otras teorías que a mí ni se me habían pasado por la cabeza. Como os he dicho al principio ha sido una gran elección, y os aseguro que no será lo último que lea de Sandra Brown, una autora a la que acabo de descubrir pero a la que a partir de ahora le seguiré la pista.


AQUÍ tenéis las reseñas de mis compañeras del club de lectura

10 libros de mi lista de deseos

15 de julio de 2016

Desde que me regalaron mi primer libro electrónico hace unos cuatro años casi todo lo que he leído ha sido en digital, pero estaréis de acuerdo conmigo en que como leer en papel no hay nada ♥ Sí, el e-reader es más cómodo porque pesa y ocupa menos, es más económico y caben cientos de novelas... pero ¿qué me decís de sostener el libro en vuestras manos, de sentir el tacto del papel, de la sensación que se siente al terminar una novela que te ha llegado al alma y te quedas mirando el libro con cariño? Por todo eso siempre que puedo compro alguno en papel que sé que me va a encantar, al mes cae uno mínimo, y la lista a estas alturas es un tanto extensa. Que sea mi cumpleaños la semana que viene influye bastante, ya que me han ido preguntando: «¿Qué quieres que te regale?». La respuesta es simple: libros. Pocas cosas habrá que me gusten más y me hagan más feliz. Estos días he ido pasándole una chuletilla a J con algunas sugerencias (por si acaso cae alguno, y si no a finales de mes intuyo una gran compra =P), así que aprovecho estos días de reflexión y os cuento los que más deseo que pasen por mis manos.



Desde que leí la sinopsis de El último baile, de Sarra Manning, supe que tenía que leer esta novela. Me encantan las historias en las que se combinan una trama del pasado y una trama del presente, y si la acción se sitúa durante la Segunda Guerra Mundial, más aún. Por eso no es sorpresa que en cuanto vi Dile a Marie que la quiero, de Jacinto Rey, también quisiera leerla, sobre todo dadas las buenas reseñas que ya he podido leer al respecto.





El mes pasado María Martínez me conquistó del todo con Rompiendo las reglas, la segunda novela de la serie «Cruzando los límites». El problema es que la leí en digital, pero me ha gustado tantísimo que es de esas que quiero tener en papel para releer algún día. ¿Vosotr@s también lo hacéis? Otra novela que está en mi lista desde que se publicó es Nosotros después de las doce, de Laia Soler. Todavía no he leído nada de esta autora, aunque ganas no me faltan, todas sus novelas me llaman muchísimo la atención... y llamadlo intuición, pero creo que esta me va a encantar... :)




Anna Casanovas era una de mis grandes pendientes dentro de la novela romántica, y como ya os conté hace poquito me animé por fin a leer la serie de los hermanos Martí, una familia que me robó el corazón. Había pensado continuar mi andadura con Anna con Herbarium. Las flores de Gideon, pero Patricia, alias La Narradora, reseñó estas novelas (Doce años y un instante y Saltar al vacío) hace poquito y me ha puesto los dientes largos :) Además, los dos libros juntos no llegan ni a 14 €, ¿hace falta que diga más? :)




Mónica (Miss Brandon) y Lidia (Cielos de papel) son mi perdición, y estoy segura de que si seguís sus blogs también son la vuestra :) Gracias a ellas me he aminado a leer prosa poética, y aunque ahora mismo sigo con Defreds ya tengo fichadas mis dos próximas adquisiciones: Serendipia, de David Sadness, y Primero de poeta, de Patricia Benito. Lidia tenía razón, puede que la portada de Serendipia eche un poco para atrás, pero cuando el otro día lo estuve hojeando en la librería no pude evitar pensar que me había estado perdiendo una joyita. Prosa poética y fotografía combinadas... Parece que esté hecho para mí ♥ Por desgracia no puedo deciros mucho de estos dos libros, así que mejor será que les echéis un vistazo a sus entradas :)



Y una vez más Mónica vuelve a ser mi perdición :) Le tengo muchísimas ganas a El rumor de las folías desde que lo sorteó en su blog, y sabiendo lo mucho que coincidimos en gustos y que no le da la máxima puntuación a cualquier novela, es prácticamente una garantía de que la disfrutaré. Esos pedidos a Amazon que nunca hago tienen la culpa de que todavía no la haya leído... Otro de los motivos por los que una historia me llama la atención es que la acción se sitúe en Grecia. En el caso de Los hilos de la memoria nos trasladamos hasta Tesalónica en plena Primera Guerra Mundial y los años que la sucedieron. Además, ahora está a la venta una edición por 6 €, el empujoncito final que necesitaba.



Y ahora contadme, contadme :)
¿Habéis leído alguno de estos libros? ¿Qué os parecieron?
¿También se ganaron un hueco en vuestra estantería?

Reseña: "Summer love", de VV. AA.

12 de julio de 2016


Una novela diferente y entretenida en la que conoceremos la historia de Paula y Álex, contada como se la imaginaría cada una de las tres autoras. La única premisa: en las tres historias los dos personajes tienen la misma edad y su romance sucede en Mallorca, un destino veraniego que incita al amor más pasional.
















Soy de esas personas a las que les encanta los relatos. A pesar de que sean historias cortitas, de que en ocasiones podrían dar más de sí, de vez en cuando me apetece desconectar y sumergirme entre las escasas páginas de una nueva historia y saltar a la siguiente cuando esta llega a su fin. Por eso, cuando vi Summer love entre las novedades de Ediciones Kiwi no dudé en apuntármelo para esos días de desconexión, pero es que además me pareció que partía de una idea de lo más original: una pareja protagonista, tres historias diferentes propuestas por tres autoras de romántica del panorama nacional con una localización tan veraniega como Mallorca como telón de fondo y enmarcadas por la mágica noche de San Juan. De Irene Ferb y Kate Danon no había leído todavía nada y este libro se me ha antojado como la ocasión perfecta para descubrir su manera de escribir, mientras que, como ya os comenté recientemente, Victoria Vílchez es una escritora que me gusta mucho, y con historias como la que nos cuenta en Summer love solo consigue que cada vez me guste más. Tres autoras muy diferentes, así como sus relatos y sus parejas protagonistas. ¿Preparad@s para sumergiros en las tres historias de Paula y Álex?



Paula está terminando su doctorado en psicología y su escasa beca casi no le da para vivir. Por eso, cuando su tutora de la tesis le ofrece un trabajo durante el verano en Mallorca, no tiene más remedio que aceptar. Pero es que el trabajo se las trae... Debe tratar a Alejandro Ferrara, su paciente, sin que este lo sepa, haciéndose pasar por su secretaria personal. Poco a poco va naciendo algo entre ellos, una complicidad que ninguno de los dos puede obviar... Pero Alejandro es todo un misterio y guarda muchos secretos, secretos que Paula acabará descubriendo tarde o temprano. ¿Será capaz de olvidar sus prejuicios cuando se entere de la verdad?

Como ya os he comentado antes, esta ha sido la primera vez que he leído a Irene Ferb, y si algo he de destacar es que logra plasmar muy bien el sentido del humor en su forma de escribir; sin duda me ha parecido el relato más gracioso y liviano de los tres. Después de esta experiencia, seguro que me animo a leer otras historias suyas.

A los 14 años, Paula se queda prendada de Álex, el novio de turno de su prima. Nada más verlo le parece el chico más guapo que ha visto en su vida, pero ella es plana como una tabla de planchar, ¿cómo va a fijarse en ella un chico tres años mayor? Sin embargo, Paula consigue sellar un trato con Álex: a lo largo de ese verano él le dará siete besos y la besará siempre que ella se lo pida sin poder negarse. Solo que las cosas no salen como ella desea y termina siendo terriblemente humillada por él y con el corazón roto... Diez años después vuelven a encontrarse, y Álex, sintiéndose culpable por lo que sucedió entre ellos, decide saldar su deuda con Paula y darle los siete besos que le prometió para poder empezar de cero. Pero ella no se lo pondrá nada fácil, y es que desde que la humilló siendo tan solo una adolescente es incapaz de confiar en los hombres y guarda un profundo resentimiento hacia él. Lo que no sabe ninguno de los dos es que Paula nunca ha podido olvidar a Álex y a Álex aquella niña pegajosa se le metió en el corazón. ¿Conseguirán olvidar sus rencillas y empezar de cero?

La historia de Kate Danon me ha encantado. La única pega que le pondría es que me ha parecido muy cortita, ha sido una de esas ocasiones en las que, al llegar al final, deseaba saber un poco más de los protagonistas. Sin embargo, esta historia de segundas oportunidades me ha parecido muy bonita, una estupenda manera de seguir conociendo a los Álex y Paula que se han imaginado las autoras.

Desde hace tres años, Paula y Álex se encuentran en una cala de la isla la noche de San Juan para pasar la noche juntos. Sin ataduras, sin mantener el contacto posteriormente, solo con la promesa de entregarse el uno al otro durante unas horas y volver a acudir a la cita al año siguiente. Sin embargo, este año Paula no ha podido asistir y Álex se queda muy afectado: si algo esperaba con ansias durante los 364 días del año restantes era esa noche, esas pocas horas en las que podía tener a Paula entre sus brazos. Sin embargo, la magia de San Juan hará de las suyas una vez más y Paula y Álex volverán a encontrarse... solo que a plena luz del día y fuera de su cala se darán de bruces con la realidad, y Paula descubrirá que Álex es el novio de su hermana...

Esperaba con ansias llegar a este relato. La sensibilidad que logra transmitir Victoria Vílchez con sus palabras es cosa de otro mundo, da igual que sean solamente nueve páginas (como en Todos tus recuerdos) o cien, como es el caso de esta historia. La magia de San Juan me ha parecido precisamente eso, pura magia, una historia que me ha pellizcado el corazón, me ha transmitido el miedo y la esperanza de sus protagonistas y consigue ponerle un broche de oro a este recopilatorio.




Es muy difícil valorar un libro cuando este lo componen tres relatos completamente diferentes entre sí y escritos por tres autoras con estilos totalmente dispares. Sin embargo, me ha resultado una muy buena lectura que, en mi opinión, ha ido in crescendo, y aunque me han gustado todas, cada historia me parecía mejor que la anterior. Risas, mucho amor, emoción, amores cómplices, amores mágicos, primeros amores que perduran en el tiempo, tres parejas bonitas, cada una a su manera... Sin duda, una lectura más que recomendable para estos meses de verano.


Y ahora llega el momento de mojarse...
¿Con qué Paula y Álex os quedáis vosotr@s? =P


OTROS LIBROS DE VICTORIA VÍLCHEZ

No me quieres, no te quiero (Quiéreme # 1)

Reseña: "Los chicos del calendario 1. Enero", de Candela Ríos

10 de julio de 2016


A Candela Ríos nunca le sucede nada de película. Ella es una chica normal con una vida corriente. O al menos eso cree, hasta que su novio la deja por Instagram con una foto de unas maletas y varios hashtags de muy mal gusto. Ahora la vida de Candela ha cambiado. Candela ha cambiado. Ha descubierto que está harta de pensar que ella es el problema y ha decidido convertirse en la solución. El problema son los hombres. Y Candela tiene una teoría que puede demostrarlo. Pero Abril, su mejor amiga, la ha grabado mientras explicaba esta teoría, ha compartido el vídeo en redes y se ha vuelto viral. Ahora todo el mundo lo ha visto, en el trabajo, en su familia, en su ciudad, en su país... Y el país entero ha decidido poner a prueba la teoría de Candela. Bueno, el país y Salvador, el dueño de la revista donde trabaja Candela. Candela ya no es una redactora del montón, ahora está al frente de "Los chicos del calendario" y tiene todo un año para encontrar un hombre de verdad. Uno que le demuestre que está equivocada. 



Doce meses para conocer doce ciudades distintas y doce vidas distintas.
Candela tiene 365 días para descubrir quién es de verdad
y convertirse en protagonista absoluta de su vida.
¿La acompañas?

El chico de enero, Salvador, está decidido a enseñarle
que para conseguir lo que quiere antes tiene que reconocer lo que de verdad desea.


Mentiría si dijera que nada más ver Los chicos del calendario entre las novedades de Titania para junio le eché el ojo. Todo vino por una foto que vi en las redes sociales en la que se podían ver unas maletas y comentaban que «lo de Candela era peor». Soy una persona bastante curiosa, así que me puse a investigar y descubrí que se trataba de la campaña de marketing de este libro, y tras leer la sinopsis no me lo pensé dos veces y decidí darle una oportunidad: me parecía una idea muy original y una lectura perfecta para los días de vacaciones que tenía por delante.


En esta novela conoceremos a Candela, una chica de 26 años a la que un buen día, sin comerlo ni beberlo, deja su novio Rubén por Instagram. Sí, sí, por INSTAGRAM. Con una foto de sus maletas frente a las puertas de su casa, proclamando que se va a perseguir sus sueños a Argentina, le dice adiós a su novia de una forma de lo más pública. Candela no se lo puede creer, no se lo veía venir. ¡Que la han dejado por Instagram, que se ha enterado todo el mundo! ¿Qué haríais vosotr@s en una situación así? Cuando habla por teléfono con Rubén apenas puede reaccionar, él está a punto de embarcar, así que se va de copas con su mejor amiga Abril para desahogarse. Después de unos cuantos gin-tonics se viene tan arriba despotricando de su ex y de los hombres en general que Abril no duda en grabarla con el móvil sin que Candela se dé cuenta y sube el vídeo a Youtube, que en cuestión de un par de días se hace viral.





Cuando Candela vuelve al trabajo el lunes, se encuentra con que su jefe quiere hablar con ella. Al principio no sabe qué pensar. ¿Irán a despedirla? ¿Dijo algo inadecuado sobre la revista donde trabaja? Pero la situación es más bien la contraria: la propuesta que hace Candela en el vídeo de recorrer el país para demostrar que no hay ningún hombre que valga la pena les encanta, así que han pensado en hacerla realidad y llevar a cabo «Los chicos del calendario», un concurso en el que Candela deberá pasar cada mes del año con un chico diferente de distintas ciudades de España para comprobar si es cierto o no que no hay hombres que merezcan la pena. Además, están convencidos de que será todo un éxito, y eso les permitirá salvar la revista, que no pasa por su mejor momento. A Candela todo esto le parece una locura, así que tras mostrarse reticente se le ocurre la única manera de librarse: exigir que el chico de enero sea Salvador Barver, su jefe para más señas. Salvador siempre se ha mantenido apartado de los flashes y de la prensa, aprecia muchísimo su intimidad, así que está convencida de que se negará y ella podrá librarse de esa situación, pero para su sorpresa acepta sin pensárselo dos veces.

Y así empieza Candela con «Los chicos del calendario», una idea que en un principio le parecía una locura pero que a medida que pasan los días le va encantando. Poco a poco irá redescubriendo quién es, se irá atreviendo a ir más allá. y está decidida a encontrarse a sí misma y a ser, por fin, la protagonista de su propia vida. Pero llegados a este punto dejad que os hable un poquito de Salvador. Es guapo, tiene 32 años, buena planta, es detallista, inteligente y cariñoso. A lo largo del mes de enero conseguirá que Candela sea más desinhibida en lo que al sexo se refiere, a sentirse segura y a expresar siempre lo que quiere y lo que le apetece. Pero... también es un auténtico misterio. A lo largo de la novela apenas descubrimos cosas de él, siempre evita las preguntas de Candela que no le interesa responder, le da una de cal y una de arena, así que al terminar la novela nos quedamos casi como al principio, sin saber prácticamente nada de él. En los pocos días que pasan juntos surge algo muy fuerte entre ellos, algo más que mera atracción, pero Candela tiene once meses más por delante para vivir la experiencia de su vida... ¿Qué creéis que pasará? Salvador estará presente a lo largo de toda la serie porque debe trabajar estrechamente con Candela para elegir a los chicos del calendario de cada mes, así que espero que poco a poco vayamos descubriendo más cosas sobre él.

Reconozco que en un principio me echó un poco para atrás leerlo ahora porque se trata de una serie de cinco libros, y ya sabéis que se me da muy mal esperar las continuaciones, pero volví a hacer una excepción y me lo leí hace unos días. Se trata de un libro cortito y la verdad es que se lee en un periquete, fue el libro que me acompañó durante el trayecto en AVE Sevilla-Barcelona y prácticamente me lo acabé. Como primera entrega no está nada mal, la historia entre Candela y Salvador ha sido muy sensual y explosiva y me ha gustado más de lo que me esperaba, pero sí que es cierto que me ha sabido a poco. Por eso estoy deseando saber cómo continúa, para saber si realmente está a la altura de lo que promete y ver qué nos deparan los chicos de febrero, marzo y abril. Eso sí, es una lectura adictiva y engancha desde el principio, así que si os apetece algo fresco, ligero, divertido y original no dudéis en darle una oportunidad. ¿Qué me decís? ¿Os animáis a acompañar a Candela en el año más increíble de su vida y a conocerla tanto a ella como a sus chicos?


NO ME QUIERES, NO TE QUIERO (VICTORIA VÍLCHEZ)

7 de julio de 2016


Tessa sabe muy bien que el primer amor nunca se olvida, entre otras cosas, porque el destino parece empeñado en cruzar su camino con el de Álex, el chico que le robó el corazón cuando tenía tan solo 16 años. Su relación acabó mal, o más bien nunca terminó, y ahora han vuelto a encontrarse. Cinco años después, Tessa no está dispuesta a dejarse arrastrar por la tormenta de sentimientos que le provoca ese hombre repleto de tatuajes y con una sonrisa capaz de despojarla incluso de su voluntad. Pero una cosa es lo que ella quiera y otra muy distinta lo que su corazón no deja de susurrarle. ¿Podrán superar en esta ocasión el daño que se hicieron y todo lo que les sucedió en el pasado? ¿O están condenados a encontrarse y perderse una vez más? Traición, dolor, culpabilidad y una pasión que los empujará hacia el abismo y pondrá a prueba su amor.







A estas alturas ya sabéis que no me gusta leer bilogías/trilogías/series sin que se hayan publicado por completo, pero está visto y comprobado que este año no dejo de hacer excepciones. Cuando vi en las novedades de Ediciones Kiwi que Victoria Vílchez volvía con una novela new adult no me llamó demasiado la atención porque este subgénero hasta hace poco no me tiraba mucho, pero empecé a ver muy buenas reseñas al respecto e hizo que subiera muchos puntos. Hace poquito la autora comunicó que la segunda parte de esta bilogía llegaría antes de que terminara el año, así que como la espera iba a ser cortita, decidí pasar por alto mi impaciencia.

No me quieres, no te quiero nos cuenta la historia de Tessa y Álex, un chico y una chica de veintipocos que hace cinco años estuvieron juntos poco más de un año. Su relación fue muy intensa tanto en el buen sentido como en el malo, y al final no acabaron en muy buenos términos. Desde entonces han seguido sus vidas por separado, pero después de dos años sin verse vuelven a encontrarse y todo lo que sentían, toda esa atracción que llega a ser hasta casi palpable de lo intensa que es, sigue estando ahí. Álex vuelve a poner la vida de Tessa patas arriba y ella al principio se muestra reacia, no quiere volver a caer y sufrir, pero ¿y si esta vez las cosas son diferentes? ¿Y si ambos han cambiado y esta vez sí que consiguen tener su final feliz? Finalmente deciden darse una segunda oportunidad, con la convicción de que todo, incluso ellos mismos, ha cambiado, de que son más maduros y han logrado dejar el pasado atrás, de que no volverán a caer en los mismos errores... pero parece ser que ese cambio solo se ha producido en Tessa, y es que a pesar de que Álex se muestra cariñoso y detallista, no tarda en sacar a relucir su desconfianza y sus celos. Su relación llega al extremo de volverse tóxica, dañina, y es que a pesar de quererse con locura el uno al otro, ¿de verdad merece la pena seguir adelante cuando solo consiguen hacerse daño el uno al otro y perderse a ellos mismos por el camino? ¿Pueden las cosas salir bien cuando una de las cosas más fundamentales en una relación de pareja como es la confianza nunca ha existido entre ellos?


El triángulo de esta historia lo completa Zac, el compañero de piso y mejor amigo de Tessa. Él es todo lo contrario a Álex: desde que se conocieron dos años atrás conectaron enseguida y él se convirtió en su puerto seguro, en esa persona dulce y cariñosa que le aporta serenidad y estabilidad y que siempre le tiende la mano y le presta su hombro para llorar si hace falta. Pero a medida que las cosas empeoran con Álex, Tessa va perdiéndose, deja de ser esa muchacha alegre para convertirse en una chica apática que siempre está a la defensiva, que comienza a levantar muros a su alrededor para protegerse, para no afrontar realmente cómo son las cosas y que sus amigos no vean que se está convirtiendo en una versión en blanco y negro de sí misma. Por ese motivo acaba distanciándose de Zac, y es una de las cosas que más pena me han dado de esta historia.

Así como he adorado a Zac desde la primera página, con Álex no he llegado a conectar en ningún momento. A pesar de ser cariñoso, detallista y pasional, es celoso, controlador e incapaz de perdonar a Tessa por cosas que pasaron al inicio de su relación, lo cual lo enturbió todo. Es por eso que nunca han sido capaces de mantener una relación sana, sino que más bien su historia ha estado marcada por los reproches, los desplantes y la falta de confianza.

Una de las cosas que más me han gustado de la novela es que me ha dado mucho en qué pensar. Querer a alguien no significa pasarlo todo por alto, no significa soportar constantemente desplantes, malas palabras o malas caras. Es importante quererse a uno mismo y quererse bien el uno al otro, de una manera sana, y, sobre todo, respetarse. ¿Realmente merece la pena aferrarse a una relación que cada vez les hace más daño a los dos? En muchas ocasiones he deseado poder zarandear a Tessa y pedirle que reaccionara, poder decirle que a veces lo más valiente no es pelear con uñas y dientes por darse una enésima oportunidad porque esa quizá sea, o no, la vez en que todo será diferente, sino más bien dejar marchar a la otra persona antes de romperse del todo, antes de hacerse tanto daño que todo será irreparable.

A la hora de valorar la historia cuantitativamente he tenido un dilema, y a pesar de que parezca una nota bastante neutra, en esta ocasión estaría a caballo entre el 3,5 y el 4. Os explico... La historia me ha gustado mucho, sobre todo porque la autora no intenta retratar una relación idílica, no enfoca la historia de amor de la manera en que estamos acostumbrad@s a ver en muchas novelas románticas. En esta ocasión la pareja protagonista no parte de cero, sino que intenta darse una segunda oportunidad, que a pesar de quererse no consigue quererse bien, y acaban teniendo una relación tóxica que les hace más mal que bien. Por otro lado, me encanta cómo escribe Victoria Vílchez y las reflexiones que ha ido aportando a lo largo de toda la novela, que me haya hecho pensar en profundidad el tema que trata y que haya despertado sentimientos tan fuertes en mí. Peeero... he tenido mis problemillas con Álex y Tessa, y aunque esa es una cuestión totalmente personal es lo que me ha hecho bajar la valoración global de la novela. Tengo muchísimas ganas de leer el desenlace, y quizá tenga muchas esperanzas puestas en esa segunda parte, pero estoy convencida de que será muy diferente a esta y de que conseguiré reconciliarme del todo con Tessa.


OTROS LIBROS DE VICTORIA VÍLCHEZ

Mis lecturas | Junio 2016

4 de julio de 2016

¡Se terminó junio! Un mes que empezó a un ritmo frenético pero que ha culminado con mi primera semana de vacaciones =) Una semana en la que he descansado y desconectado a más no poder, he disfrutado de la familia, he podido olvidarme por completo del trabajo (¡ni he encendido el ordenador!) y hasta he cogido un poco de color =) Sin embargo apenas he leído a pesar de todos los libros que llevaba conmigo, me pasaba el día con mis sobrinos (¡orgullo de tía cada vez que querían leer un cuento conmigo o cada vez que los oía leer en voz alta! ^^), pero no se me ocurre un plan mejor ♥ Eso sí, el resto del mes no estuvo nada mal. Después de este pequeño paréntesis, aprovecho que hoy ya he vuelto a trabajar para volver a pasarme también por el blog y contaros lo que ha dado de sí el mes de junio =)


En épocas de mucho trabajo, si está a punto de publicarse una novela a la que le tengo muuuchas ganas, intento leer novelas cortitas o relatos, pero como tenía a medias la relectura de la saga Valeria decidí continuarla. Precisamente empecé a releerla antes de que se publicara la segunda parte de Horizonte Martina, y como el día 2 salía a la venta Mi isla... no se me ocurrió mejor manera para esperar el regreso de Elísabet Benavent. Recuerdo que la primera vez que leí Valeria en blanco y negro (♦♦♦♦) me pareció el peor de los tres que había leído hasta entonces, y aunque me gustó la saga tuve mis reservas. Sin embargo, después de haber leído todo lo que ha publicado Beta puedo deciros que esta segunda vez me ha gustado mucho más que la primera, así que la relectura ha sido una experiencia positiva. ¡Y por fin llegó a las librerías Mi isla (♦♦♦♦)! Este año hemos estado de enhorabuena y hemos tenido dos historias nuevas de Elísabet, así que el mismo día que se publicó el libro salí a comprármelo. Ahora que ha pasado un mes desde que me lo terminé puedo deciros que sí, me gustó, pero fue como leer dos historias completamente diferentes. No ha sido la historia que más me ha gustado de la autora, pero no puedo negar que la disfruté y la sufrí. (RESEÑA AQUÍ)

De vez en cuando me apetece desconectar de tanta novela romántica y, entre otros, suelo recurrir a los libros de humor. Descubrí a Señorita Puri hace unos años con su primer libro, Te dejo es jódete al revés. Ese título cuanto menos me llamó la atención, y la verdad es que con el libro me lo pasé pipa. Posteriormente leí el segundo, La familia: alojamiento con tensión completa, y si bien no me gustó tanto como el primero sí que lo disfruté bastante. Así pues, en cuanto vi en la librería que había publicado Madre in Spain (♦♦♦) me lo apunté para leerlo en uno de esos momentos de desconexión. No ha sido el que más me ha gustado de los tres que ha publicado hasta ahora, pero sí que me ha parecido entretenido y me ha hecho reír en más de una ocasión.


¡Este mes por fin le di una oportunidad a estas dos novelas new adult de María Martínez! Y no me puedo creer que dejara pasar Cruzando los límites (♦♦♦♦½) durante tanto tiempo... (RESEÑA AQUÍ) La primera parte de la serie me pareció de lo más adictiva y me encantó la historia de Caleb y Savannah, tanto que tuve que leer la segunda novela enseguida. ¡Lo que no podía llegar a imaginarme es que Rompiendo las reglas (♦♦♦♦♦) fuera a gustarme todavía más! Y es que Cassie y Tyler, sus protagonistas, son increíbles juntos y me han llegado más hondo de lo que podía imaginar. (RESEÑA AQUÍ) Si os gusta este género no os las podéis perder.


¡Ya iba siendo hora de cambiar de género! Y todo ha sido gracias a «De viaje literario» =) Maldad latente (♦♦♦♦½), una novela de suspense romántico, fue la elegida para el mes de junio, ¡y ha sido todo un acierto! No os podéis imaginar lo mucho que me alegro de haberle dado una oportunidad, porque de lo contrario habría pasado desapercibida para mí. Fueron tres días en los que no pude parar de leer hasta llegar al desenlace, es totalmente adictiva y me pasé toda la lectura sospechando de este y aquel y cuestionándome todo lo que sucede. (RESEÑA AQUÍ)

Para terminar el mes me reservé una novela muy cortita y ligera. Se trata de Érase una vez en Londres (♦♦♦), de Laura Maqueda, y se lee en un santiamén. La empecé en el AVE Barcelona-Sevilla y prácticamente me la terminé. Quizá me esperaba más de ella, pero no ha estado nada mal. Creo que he empezado a acostumbrarme a que los protagonistas me hagan sufrir a más no poder... ^^' Si buscáis una historia de amor sencilla para esta época del año y tipo cuento de hadas, sin muchos obstáculos para que los protagonistas tengan su ansiado final feliz, no dudéis en darle una oportunidad ;)


¡Y esto ha sido todo! A ver cómo va el mes de julio, aunque se presenta bastante ajetreado entre el trabajo, la EOI y preparar el viaje de agosto, pero intentaré leer y pasarme por aquí siempre que tenga un hueco.

Ahora ¡contadme! =)
¿Coincidimos en alguna lectura? ¿Qué os ha parecido?

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS