Reseña: "Laura va a por todas", de Marta Francés

sábado, 24 de septiembre de 2016


Laura siempre soñó con casarse. Tenía claro el tipo de vestido que luciría y las canciones que bailarían en su boda. Por eso, el enlace de su mejor amiga en Zaragoza es un momento agridulce, porque será la única del grupo de amigos que irá sin acompañante. Pero todo cambia cuando un desconocido la salva de un primo pesado del novio. Laura, sin saber quién es, no duda ni un segundo en afirmar que ese es el hombre con quien se casará. Durante el banquete, Laura descubrirá que se llama Mateo, que vive en Barcelona y que la química entre ellos es explosiva e irresistible. Sin embargo, un escollo se interpone a la relación: la distancia, contra la que ambos deberán luchar para alcanzar por fin la felicidad que, entre risas y llantos, todos buscamos.




Este verano, mirando libros en mi librería habitual, me topé con Laura va a por todas. Esa portada tan llamativa —y rosa—, tan retro, tan divina de la muerte, me llamó un montón la atención, así que después de leer la sinopsis, en un impulso, me lo llevé a casa. Nunca había leído nada de Marta Francés, pero eso no fue ningún impedimento. Fue un pequeño capricho precumpleaños, digámoslo así. Tenía pinta de ser una novela fresca, ligerita y divertida, y eso era precisamente lo que buscaba en ese momento. Empecé a leerlo nada más llegar a casa, y decir que la historia de Laura y Mateo me enganchó es quedarse corta. Un par de días me duró. Y ese final... Ay, qué poco me lo esperaba :(

Pero rebobinemos y empecemos por el principio. Laura es una chica que se acerca a la treintena y a lo largo de su vida ha acumulado unos cuantos desengaños amorosos. Todas sus amigas están emparejadas, casadas o embarazadas, así que empieza a sentir que se queda atrás. Ella siempre ha deseado casarse, quiere ese final feliz que tanto ansía, siente que ya va siendo hora, que ella también se merece encontrar a un hombre bueno y cariñoso con el que compartir su vida. Pero Laura no pierde la esperanza, así que a pesar de sentirse un poco triste el día de la boda de su mejor amiga también se muestra de lo más optimista. Dicen que de una boda sale otra boda, ¿no? Pues de la de Elena saldrá la suya, ¡qué leches! Y entonces entra en escena Mateo. ¡Oh, Mateo! Tan guapo, tan encantador, tan divertido, tan hipster con esa barba y ese pelo repeinado para atrás. Qué chispas saltan entre ellos nada más conocerse, hasta el punto de acabar la noche en casa de Laura para terminar lo que empezó durante la fiesta. Juntos pasan una noche memorable y un par de días geniales, pero hay un pequeño problema... Mateo vive en Barcelona y Laura en Zaragoza. ¿Por qué ahora que ha encontrado a un hombre con el que todo funciona a las mil maravillas el destino es tan cruel con ella? Pero han congeniado tan bien y se palpa algo tan especial, tan único entre ellos, que Mateo le propone intentar tener una relación a distancia, y aunque Laura al principio no lo ve muy claro, finalmente accede a probar.

A partir de ese momento acompañaremos a Laura y a Mateo a lo largo de su relación durante algo más de un año, con esos miedos del principio a lanzarse a lo desconocido, a una relación con la dificultad añadida de la distancia, de no poder compartir juntos el día a día y de tachar en el calendario los días que quedan para volver a encontrarse, pero al mismo tiempo con la ilusión de hacer que algo que realmente merece la pena funcione, de que ellos serán capaces de conseguirlo y que vale la pena luchar por una vida juntos. Poco a poco vemos cómo avanza su relación y cómo van superando etapas juntos: la primera pelea, sus primeras vacaciones juntos, conocer a las respectivas familias... Pero entonces, cuando parece que las cosas ya no pueden ir mejor, cuando ese futuro que ansían y que ya pueden acariciar con las puntas de los dedos, todo se va al traste. Después de vivir con Laura y Mateo una relación tan bonita como la suya, los últimos capítulos te dejan con el corazón en un puño y pensando: «¿Y ahora qué?».


Con esta tesitura os podéis imaginar las ganas que tenía de que se publicara la segunda parte, así que en cuanto hace un par de días Laura llega al final del camino salió en formato electrónico me tiré de cabeza a leerla. Necesitaba saber qué iba a pasar a partir de entonces con ellos, cómo sobrellevaría ella estar sin él, y aunque en el primer capítulo se me encogió el corazón al sentir lo rota que estaba Laura sin su Mateo, confieso que esperaba que la novela me emocionara como consiguieron hacerlo esos últimos capítulos de Laura va a por todas, pero no. Esta segunda parte es en gran medida un monólogo interior de Laura en el que comparte con nosotr@s sus dudas, ese miedo a volver a intentarlo con Mateo y llevarse un desengaño porque a través de pequeños detalles no ve en él al hombre que era antes, teme volver a terminar con el corazón destrozado ahora que por fin parecía que estaba recuperándose. Ha habido algunas cosas que no me han acabado de convencer, algún momento en concreto en que he querido tirarme de los pelos, y si bien esta segunda parte —ese tramo del camino que Laura recorre sola hasta llegar a su final feliz— no me ha decepcionado, no ha sido todo lo que esperaba. Es cierto que mis expectativas tras ese periodo de espera estaban un poquito por las nubes y Marta Francés dejó el listón muy alto con el final de la primera parte, pero, si os soy sincera, me esperaba un desarrollo diferente de los acontecimientos y me han sobrado unas cuantas páginas al producirse un giro inesperado que a mí me dejó indignadísima y que me ha parecido totalmente innecesario. Pero no os desaniméis, porque todo esto no quiere decir que no merezca la pena conocer la historia de Laura y Mateo.

Afortunadamente el final es tan bonito que me ha hecho volver a sonreír en los últimos capítulos y me ha rematado la lectura para bien. Es un final feliz, dulce y tierno, a la altura de una historia de amor como la de Laura y Mateo, que vuelve a recuperar la esencia de Laura va a por todas y en el que he vuelto a sentir que era testigo de lo especial, mágica y única que puede llegar a ser una relación entre dos personas. ¿Hay algo más bonito que eso cuando eres lectora empedernida de romántica? ♥


13 comentarios:

  1. Tengo ganas de leerlos, a ver cuando me animo ^^

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Lo termine hace poco y a mí me encantó.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Hola Carol
    La verdad que desde que vi las portadas me atraían y la historia estoy deseando conocerla. Ya mi madre se adelantó y lo leyó, jajajaja.
    Así que ahora le tengo que hacer hueco yo.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy como loca por leer estos libros, tan pronto como pueda me hago con ellos. un besote :)

    ResponderEliminar
  5. Buenas!
    Paso un poco de puntillas porque es de mis próximas lecturas. Tengo ganas de saber qué ha pasado con ellos y si Mateo volverá a ser el mismo.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  6. Hola! He empezado con el primero, no he podido aguantar, jejeje, y mañana a comprar el segundo. He leído la segunda parte de tu reseña por encima, que no quiero leer nada que me dé pistas :) pero en la primera parte coincidimos, es todo tan dulce y va todo tan bien ....me queda poco para acabarlo y me espero lo peor :(
    Nos leemos!
    S

    ResponderEliminar
  7. Buenas!
    Pertenezco a la iniciativa “Seamos Seguidores”. Me he pasado por encima por tu blog y me ha gustado bastante. Te sigo y me pasaré cuando tenga un hueco libre para ver todo con más detenimiento.
    Un saludo desde: http://mundos-de-pluma-y-papel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Hola, le tengo muchas ganas a este libro, seguramente lo lea este futuro mes, o eso espero. Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Suena muy real, no lo descartaría.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Hola Carol
    Nos ha pasado lo mismo, aunque me daba en la nariz que iba a ser así :)
    El final del primer libro dejó el listón muy alto, era un final que podía dar mucho juego, pero también es cierto que creo que era complicado darle forma a este segundo libro. Yo esperaba llorar como una pánfila y me quedé con las ganas.

    ¡Mua!

    ResponderEliminar
  11. Se me olvidaba, el fan es una pocholada ♥

    ¡Más besos!

    ResponderEliminar
  12. Hola! Por el momento lo dejo pasar, tengo demasiadas lecturas pendientes. Un besote

    ResponderEliminar
  13. Hola Carol!!
    A mí también me ha pasado un poco como a ti, la primera parte me encantó, Laura y Mateo son ❤️ y supongo que después de ese final pues pensé que iba a sufrir mucho, mucho... pero con un final tan bonito, que te deja con una sonrisa tonta en la cara y que hace que sea imposible no enamorarte de esta pareja y de la historia ;)
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS