A LA DE TRES: ¡TE QUIERO! (CHERRY CHIC)

6 de enero de 2017



Esta es la historia de Julieta, una mujer excéntrica, alegre y dispuesta a darlo todo de sí misma siempre. Le encantan los calcetines de colores, las películas de Tim Burton y el helado de Kinder, entre otras muchas cosas. Es torpe, se ríe como los cerditos, trabaja como zombi en la casa del terror y disfruta como nadie se imagina haciendo el payaso.

También es la historia de Diego, que es alegre, sin pasarse, bueno, sin pasarse, y cariñoso, sin pasarse. A Diego no le gustan las salidas de tono, ni marcar la diferencia o llamar la atención. Diego no conoce a Julieta, todavía...

Los dos son felices, los dos tienen buenas familias y los dos van por la vida pensando que no necesitan el amor para sentirse completos.

Los dos van a darse un batacazo importante, pero si te lo cuento, no te lees el libro, así que... 
¿Qué me dices? ¿Me acompañas en estas páginas?




¿Qué tienen los libros de Cherry Chic que son tan adictivos? Recuerdo cuando cayó en mis manos Mi canción más bonita, su primera novela, que me duró apenas dos días. Lo dejé todo de lado (literalmente) hasta que no descubrí cómo terminaba la historia de Daniela y Oliver. Pues lo mismito me ha pasado con A la de tres: ¡Te quiero! Dos días me volvió a durar, y es que esta historia consiguió atraparme desde el principio. Hoy, día de Reyes, por fin llega a vuestras manos, y espero de corazón que Diego y Julieta os enamoren tanto como a mí ♥

Julieta es una chica de 28 años extrovertida, excéntrica y... vamos, que está como una cabra. Un tanto infantil e impulsiva, apenas tiene filtro, casi siempre suelta la primera burrada que se le pasa por la cabeza. Es muy intensa, y eso ha provocado que su personalidad le venga grande a casi todo el mundo, por eso no tiene apenas amigos y nunca ha tenido ninguna relación seria ni se ha enamorado. A su edad todavía no ha conseguido una estabilidad laboral y sigue trabajando por temporadas como zombi en la casa del terror del parque de atracciones de su ciudad, un trabajo que le gusta y que le hace feliz, pero ella sueña con algo más. Por otro lado tenemos a Diego, un policía de 32 años serio, responsable, entregado y con un gran sentido de la justicia. No le gusta destacar, adora a su familia y no cree en el amor, al menos no en ese tipo de amor intenso en el que saltan chispas. El destino —o la casualidad— hará que nuestros dos protagonistas, más opuestos que la noche y el día, no dejen de encontrarse en todo tipo de situaciones, hasta que descubren que van a tener que verse las caras más de lo que les gustaría... A pesar de que no se soporten, de que vuelen los cuchillos (y los mandos a distancia) cada vez que se ven, van a tener que tolerarse lo mejor que puedan, pero... ¿seguro que en el fondo se odian tanto como parece?

A pesar de ser polos completamente opuestos y de llevarse a matar desde el principio, la historia de Diego y Julieta es de esas que se cuecen a fuego lento, en las que los sentimientos empiezan a aparecer poco a poco, en las que te enamoras de una persona con sus virtudes y sus defectos, de esas cosas que la hacen única y especial. Ninguno de los dos creía en el amor, en ese que lo arroya todo a su paso, pero poco a poco irán abriendo los ojos y el corazón al encontrar el uno en el otro a la persona perfecta para ellos, esa que les permite crecer pero sin renunciar a quienes son.

El elenco de personajes lo completan los secundarios. Julieta todavía vive en la casa familiar con su padre y sus hermanos, Esme, Amelia y Álex. Son cuatrillizos y no podrían ser más diferentes, así que imaginaos el panorama, allí nunca se aburren. Por otro lado tenemos a los amigos de Diego, Nate y Einar, con los que me encariñé sin remedio. En esta ocasión los secundarios se mantienen en un segundo plano, sin llegarse a comer a los protagonistas en ningún momento, pero la autora nos deja miguitas de pan con las que consigue que queramos conocerlos más en el futuro.

A pesar de ser una historia divertida, también hay cabida para los momentos tiernos, y es que una de las cosas que más me ha gustado es el crecimiento que experimenta Julieta a lo largo de la novela sin perder su esencia, lo cual hace que la historia evolucione y sea más de lo que parece al principio. Julieta es uno de esos personajes a los que adoraréis sin remedio si lográis conectar con ella. Personalmente, cuanto más la conocía, más me reía con sus salidas de tiesto y no podía evitar pensar: «Si es que... hay que quererla». No hay más.

Cherry Chic escribió esta novela con la finalidad de hacernos pasar un buen rato, hacernos reír y disfrutar, animarnos cuando tenemos un mal día y hacernos desconectar de la rutina, ¡y vaya si lo ha conseguido! Si con Mi canción más bonita ya supuso toda una sorpresa para mí, con su nueva novela ha confirmado que estaba en lo cierto y que no debo perderle la pista, porque, a pesar de ser diferentes, a pesar de ser una historia menos intensa, A la de tres: ¡Te quiero! mantiene todo eso que hace tan atractivas y adictivas sus historias: unos personajes reales, imperfectos y cercanos a los que cogeréis cariño sin remedio, sentido del humor a raudales, frescura, diálogos ágiles, muchas risas e incluso momentos tiernos. Por mi parte, estoy deseando que la autora publique la segunda entrega de la serie «Sin Mar», porque creo que promete muchísimo. A día de hoy aún no se sabe quiénes serán los protagonistas... ¿Vosotr@s quiénes creéis que serán? ¡Contadme, a ver si acertamos! =P


MIL GRACIAS a Cherry Chic por ofrecerme su novela.
¡No sabes el regalazo que fue para mí! ♥

 
FREE BLOGGER TEMPLATE BY DESIGNER BLOGS